Remedios para las quemaduras

Lo ideal es que estos remedios caseros sean sólo utilizados cuando la piel está integra, que por lo general, suele mantenerse en las quemaduras de 1º y 2º grado, hay más riesgo de contaminación y de infección, siendo importante que en estos casos el tratamiento sea realizado por un enfermero.

1. CÁSCARA DE BANANA

La cáscara de banana posee una substancia llamada leucocianidina que es muy utilizada en el tratamiento de heridas y quemaduras y, por esto puede ser usada como un remedio casero para acelerar la cicatrización y evitar la aparición de ampollas. 

Ingrediente

1.- 1 cáscara de banana.

Modo de preparación

Coloque la parte interna de la cáscara de la banana sobre la quemadura y después cubra con una gasa esterilizada. Sustituya la cáscara al cabo de 2 horas, si es necesario. Repita el procedimiento varias veces al día. 

2. GEL DE SÁBILA

El cataplasma de gel de sábila, también conocida como aloe de vera, es un excelente remedio natural para las quemaduras, ya que esta planta posee, en el interior de sus hojas, un gel que es hidratante y que ayuda a calmar la piel, ayudando a su cicatrización y reduciendo el dolor de la quemadura. Vea más sobre la sábila.

Ingrediente

1.- 1 hoja de sábila.

Modo de preparación

Retire las espinas, corte en el medio y a lo largo la hoja de aloe de vera, Después raspe el gel que se encuentra en el interior de la hoja, y colóquelo sobre una compresa o gasa esterilizada, luego debe cubrir la piel que se encuentra afectada con esta gasa. Este cataplasma debe ser cambiado por lo menos 2 veces al día. 

3. CATAPLASMA DE LECHUGA

Otro excelente remedio casero para las quemaduras es el cataplasma de lechuga, principalmente en casos de quemaduras por exposición prolongada al sol. La lechuga es un vegetal que tiene propiedades que ayudan a rejuvenecer la piel y que posee propiedades analgésicas que alivian los síntomas generados por la quemadura. 

Ingredientes:

1.- 3 hojas de lechuga;

2.- 2 cdas de aceite de oliva.

Modo de preparación

Macerar las hojas de lechuga con el aceite de oliva y a continuación colocar esta mezcla en una compresa o gasa esterilizada, luego debe aplicarse sobre la región donde se encuentra la quemadura. Este cataplasma debe ser cambiado 2 veces al día. 

Estos remedios caseros están indicados para tratar quemaduras leves y de pequeñas dimensiones, porque las quemaduras más graves necesitan atención médica o de enfermería.

Se están estudiando los beneficios de la curcumina, el principal ingrediente de la cúrcuma, en las quemaduras, habiendo alcanzado excelentes resultados, sin embargo, la pomada a base de curcumina aún no está lista para ser comercializada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.