La rosa y el sapo hermosa reflexión

Existía una rosa bellísima que estaba muy orgullosa por saber que era la flor más hermosa del jardín.

Pero un día comprendió que las personas la observaban de lejos y que no se acercaban a contemplarla.
Descubrió que era porque a su lado había un sapo enorme y oscuro que ahuyentaba a la gente. Muy indignada, inmediatamente le ordenó al animal que se fuera.

Él le dijo: “si esa es tu voluntad, la respetaré” y se retiró.
Al poco tiempo, el sapo pasó por el jardín y observó que la rosa ya no era bellísima y que se había marchitado, que casi no tenía sus hojas y pétalos.

El sapo se dirigió a ella y la interrogó: “¿qué es lo que te ocurrió? Te ves muy mal”
La rosa, con gran tristeza, le contestó: “desde que te fuiste las hormigas me fueron comiendo y no volví a ser lo que era”. A lo que el sapo le respondió: “por supuesto, porque yo estaba aquí para comerme a las hormigas para que tú fueras la flor más preciosa del jardín”.

REFLEXIÓN: Muchas veces, despreciamos y no respetamos a los demás por creernos más que ellos… en realidad, hay que recordar que “cada ser posee su propia belleza y habilidad únicas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.