Hermosa oración del día

Amado padre, en medio del silencio y la hermosa paz de este día que nace, me acerco hasta ti para pedirte que por favor me des fortaleza, sabiduría, confianza y, ante todo, fe. Te suplico que mi fe sea inquebrantable y aun en la más fuerte de las tormentas, nunca permitas que me olvide que es tu gracia la que me sostiene y tus bendiciones las que me sustentan.

Padre eterno, hoy despierto feliz y lleno de ilusión, porque tú estás conmigo, y si tú estás conmigo, jamás nada habrá de faltarme. Hoy quiero ver al mundo con ojos llenos de bondad, comprensión, amor y humildad.

Quiero tener mi mente llena de pensamientos que solo construyan y bendigan, quiero que estés junto a mí en cada momento del día y que yo pueda reflejarte a ti en cada uno de mis actos.
Señor, te pido que me cuides y me protejas de todo mal y peligro. Por favor sé mi escudo, mi lámpara y mi guía. Te pido también que tu bendición descienda sobre mi familia, mis amigos, sobre mi trabajo y sobre mi país. Qué alegría es poder encomendarte todo lo que amo y cuan maravilloso es saber que mis oraciones siempre encuentran respuesta en ti, amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.